CADENA DE FAVORES


Siempre tuve claro que Fooga iba a ser una tienda online, una marca sin fronteras, a la que todo el mundo pudiera acceder desde una pantalla, pero nunca me imaginé que, incluso antes de empezar, esta iba a ser su realidad.

Os cuento por qué: hablo con Larry de nuevo y cuál es mi sorpresa cuando me dice que se va a vivir a Ámsterdam, que ha fichado por una empresa online internacional. Entro en pánico, claro, él era el encargado de dar forma a Fooga en la red, no obstante, me tranquiliza diciendo que seguimos adelante, que se ha comprometido y que, aunque a distancia, él construirá Fooga.es y, entre emails y Skype, comenzamos a darle forma.

Al mismo tiempo, me siento con Nico, consultor social de Miltrescientosgramos. Fooga es y será una forma de vida y, como siempre decimos, no todo consiste en vender zapatillas. Una de las bases desde la fundación de Fooga es la implicación social, el poder dar a alguien que lo necesita un poquito de lo que nosotros recibimos.

Comenzamos a ver opciones y a contactar con diferentes ONGs para ver la viabilidad de la colaboración y, aunque os parezca mentira, muchas de las más conocidas nos echaron para atrás. Pero siempre tuvimos el foco en Kind Surf, una asociación española que tiene su principal ámbito de acción en Zarautz y que se da la mano con los valores de Fooga.

Kind Surf / Zarautz 2016 from Kind Surf on Vimeo.

Y así es como ellos se definen: “en Kind Surf decidimos implicarnos de forma altruista en el desarrollo de actividades sociales, medioambientales, deportivas y educativas, dirigidas a jóvenes con distintas realidades manteniendo la práctica del surf como vínculo unitario, con el simple fin de proporcionarles felicidad. Bring Happiness ”. Os animamos a echar un vistazo a su web: http://www.kindsurf.org/.

No sé si también os pasa, pero muchas veces veo la vida como una cadena de favores.